¿Chile se enfrenta a incendios forestales de sexta generación?

Nuestro país ha sido número uno del mundo en variados temas y ahora también, lamentablemente, lo somos en el tema de los incendios forestales.


Fotos de referencia, incendios forestales 2017, Portezuelo, Región de Ñuble, www.agenciagradual.com

En este tipo de incidentes, hay escalas internacionales, que los clasifican de acuerdo a su nivel de peligrosidad y destrucción. Desde el 2017, esta escala cambió, debido a la capacidad destructiva de los incendios de ese año.

Ese cambio se materializó en que los expertos tuvieron que agregar un nivel más. Así, un incendio forestal de sexta generación excede con creces la capacidad humana para poder contenerlo y Chile fue el primer país en experimentar una de esas catástrofes, con un mega incendio que arrasó más de 600 mil hectáreas entre las regiones de O’Higgins y la Araucanía.

“Los mega incendios son fuegos que emiten gran cantidad de calor, propagándose rápidamente sin que ningún sistema de control sea capaz de extinguirlos, afectando gran cantidad de superficie” señala Susana Paula, investigadora del Instituto de Ecología y Biodiversidad y del Centro del Fuego y Resiliencia de los Socioecosistemas de la Universidad Austral de Chile.

La investigadora, también menciona las llamadas “tormentas de fuego”, que no son un aspecto literario, sino que un hecho real, en el que las altas presiones atmosféricas hacen que el aire caliente liberado por el incendio suba hasta la atmósfera. “El aire sube, se enfría y se desploma hacia la superficie, haciendo que el incendio se propague muy rápido, ya que va secando todo a su paso”, detalló.